Cinco para las doce

Las campanas de la iglesia están sonando,
anunciando que el año viejo se va,
la alegría del Año Nuevo viene ya,
los abrazos se confunden sin cesar.

Me perdonan que me vaya de la fiesta,
pero hay algo que jamás podré olvidar,
una linda viejecita que me espera,
en las noches de una eterna Navidad.

Faltan cinco pa’ las doce,
el año va a terminar,
me voy corriendo a mi casa
a abrazar a mi mamá. (bis)

Autoría: Nestor Zavarce (Venezuela)

¿Usas facebook?

Descubre ya la página más navideña de facebook con fotos diarias y todas las novedades de esta Navidad

Espacio patrocinado